Una tarde, una sesion de retrato en blanco y negro con nuestro amigo Jordi, el 85mm f1,4 y una cocacola en una tarde de verano de hace año y pico. Te las debia Jordi, y en Blanco y Negro como ha de ser. ¿no?