Es lo que tiene tener un 300mm f2,8, que te pones a cazar y cazas ( fotográficamnte) al cazador. Hace un tiempo me dejaron un objetivo manual, un Nikon 300mm f2,8 de 1978, que es una pasada. TEnia ganas de ir al campo con el, y como hoy no parecia Enero, nos fuimos a dar una vuelta despues de comer.

Lola no sabe posar, pero le encanta lamer la camara.

 

Patricia Murcia aun no sabe que estaba siendo cazada…  je je je

Mas fotos aqui