Haz el amor y no la guerra de almohadas

No se me ocurre mejor forma de celebrar el día mundial de la guerra de Almohadas que haciendo una guerra de almohadas, amor y plumas, volando por la habitación. Porque Tomas e Irene se quieren. Eso salta a la vista. Por Carlos Fotógrafo Bodas íntimas


Ellos se quieren, no hace falta mas que ver las fotos que sacamos para darse cuenta que esta guerra de almohadas no va a ser sangrienta… va a ser una batalla del amor . Por mas que este humilde fotógrafo íntimo haga las fotos en blanco y negro, no va a conseguir dramatizar esta guerra. Ya que el amor como las miles de plumas que las almohadas desprenden, está en el aire de esta batalla.

Sin mas os dejamos con las fotos de esta singular batalla, que como cada mes de abril tiene su día mundial, para celebrar o quizá para reivindicar que todas y cada una de las guerras debían ser asi. De almohadas, con plumas o sin ellas… pero de almohadas al fin y al cabo.

 

 

 

Si quieres ver otra sesión distinta de almohadas y plumas.. 

¿Que es una guerra de almohadas?

Por si no lo sabías, en west point hay una tradicional guerra de almohadas cada año, donde los cadetes del prestigioso instituto armado estadounidense, se lían a mamporros almohada en mano.

Una de las normas de la guerra de almohadas es que no puedes golpear con otra cosa que no sea la almohada, no puedes defenderte con otra cosa que no sea la propia almohada… y no puedes agredir a nadie que no tenga una almohada en la mano.

Parece fácil, pero lo que verdaderamente resulta es desestresante. Y es que cada uno busca la forma de hacer su día más llevadero, y Tomás e Irene saben que después de la guerra viene el amor… aunque aquí amor, nunca ha faltado.